William Blake: el profeta decadente

William Blake fue un muchacho imaginativo y visionario. No era alto y, aunque sus miembros eran escuálidos, nunca se arredró ante una talla fornida ni una voz de barítono. A la menor provocación, el hijo de Jam...

Azorín, del vitalismo a la blasfemia

Azorín –José Martínez Ruiz– es el menos popularizado y famoso de los escritores del 98. Es un hombre que, de acuerdo con el tartajeante y duro juicio de Baroja, "no puede hablar y lo dice todo escribiendo“. Tra...

Ramón Xirau, el maestro del diálogo

Además de cultivar una obra propia, Ramón Xirau, a la manera en que lo hicieron los antiguos filósofos griegos, fue un respetado y querido preceptor que desde la academia supo iluminar con su gran erudición a p...

En la Patagonia

Hace muchos años estuve en la Patagonia. Fue una estancia breve que formaba parte de un recorrido más largo por Perú, Chile y Argentina. Era yo muy joven e iba armando los planes sobre la marcha, lo que también...

Variaciones sobre el mismo libreto

Mi trabajo es simple, y anodino, si se quiere. Me gano la vida escribiendo postales de amor y amistad en una pequeña compañía. No es complicado. Hace veinte años me gradué como estudiante de literatura y, no si...

La paternidad / Emilio Sánchez

-¿Y si tenemos un hijo?Mi mujer –entonces mi novia–, dijo esto una mañana en que desayunábamos unas picadas en el Mercado de Balderas.-¿Un hijo?-, dije. ¿Para qué?-¿Cómo que para qué?-, dijo mi muje...