Un vaso de agua / Jorge Orlando Correa

Quiero un vaso de agua, es todo. No se creería lo complicado que es llamar a la puerta de alguna persona y pedírselo. Cada vez es más difícil para los hombres como yo el diario vivir en las ciudades. Antes, cua...

Gunnar / Alejandro Arras

“Yo soy mi propio abuelo viendo a mi infancia jugar” Félix Francisco Casanovaa Alejandro Hernández Romieu   A las seis de la mañana Rodolfo y Pedro esperaban en medio de la autopista con el dedo a...

La corbata del comandante / Daniel Irineo

para Daniela Fueron treinta y tres casquillos percutidos los de ese día; la magia supone la resistencia de lo real a lo imaginado, no hubo tal cosa, los treinta y tres casquillos lo atravesaron, ...

Desquicios, de Perla Muñoz

En estricto sentido, un cuento no es un cuerpo vivo, ya se sabe. Sin embargo es ─o debería ser─ una forma absolutamente orgánica. Si se me permite usar la analogía, se trata de un conjunto de tejidos con estruc...

Overol naranja / Mauricio Neblina

       Él se llama igual que yo, Pedro. Eso lo sé porque cuando gritan el nombre que está escrito en mi etiqueta él voltea siempre. Viste a diario un overol color naranja con manchas negras de suciedad pues se ...

La teoría del espejo / Yobany García

El arte es mutilar la epidermis de la realidad para configurarla en un segundo discurso, es decir, construir un referente ajeno a esa realidad, pero siempre conservando su esencia, un vínculo entre los elemen...

Análisis de un jab / Rodrigo Mora

Tendido sobre el pasto, bocabajo y con los brazos abiertos; todo era color amarillo: el pasto seco, el sol y sus botines.Masculino. 1.79 metros. 64.1/2 kilos…La rigidez, las manchas color violeta en el...

Rastro / Raúl Salvador

Él trabajaba en el rastro. Antonio C_____. Hombre en sus treintas, tez morena, estatura media, cabello negro graso y de complexión un tanto musculosa; secuela de anabólicos y esteroides que había tomado durante...

Le juro que fue la lluvia / Rodrigo Palomino

No, señor. No se me hizo tarde. O sea sí, llegué tarde, pero no porque haya salido de mi casa tarde o algo así. Hasta vengo todo empapado. Sí, me agarró la lluvia; no, cuál lluvia, tormentón. Estuvo durísimo, ¿...