Los aforismos de Javier Sánchez Menéndez

Javier Sánchez Menéndez (Puerto Real, Cádiz, 1964) publica en este 2017 dos títulos aforísticos: Artilugios y La alegría de lo imperfecto. El primero, un homenaje a Nicanor Parra; el segundo, un complejo ejerci...

Bajo el signo de Atenea

A finales de los noventa, Irma Munguía y Gilda Rocha, investigadoras mexicanas, emprendieron la tarea de analizar y recopilar el género aforístico en occidente. Considero significativa una de sus observaciones,...

Caldo de oso de Víctor Bahena

El Caldo de oso, según el autor, está hecho de las sobras de otras comidas y lo degustan los internos de los anexos. Con este título, Víctor Bahena (Ciudad de México, 1993) presenta una colección de aforismos q...

Relámpagos de Alina Diaconú

Relámpagos es el primer título de aforismos de Alina Diaconú. Se trata de una apuesta que reúne anotaciones líricas, cuestionamientos perspicaces u observaciones de inclinación, a veces metafísica, a veces onto...

El último dinosaurio vivo de Rony Vásquez

El dinosaurio es una de las criaturas que mejor representa a la ficción breve. Monterroso presentó el origen; Rony Vásquez Guevara (Lima, 1987), anuncia el final de estos seres. En El último dinosaurio vivo, an...

La levedad y la gracia

El aforismo ha cobrado un inusitado impulso en las últimas décadas. Se atisba —al menos en España, en México y Argentina— un considerable incremento en las publicaciones de corte aforístico. No sucede así, info...

Cuentos contando cuentos

La vida es un tránsito; el mundo es una sala de                                                                     espectáculos; el hombre entra en ella, mira y sale.                                       ...

Recuento anual de aforística mexicana

Aforística mexicana contemporánea 2016: recuento de publicaciones  A principios del 2000, Raúl Aceves elaboró un “Recuento de libros de aforismo de autores mexicanos”. El propósito del artículo, exp...

Contra el nacionalismo

Quienes se tragaron la lección sin chistar –idiotas más idiotas que sus ignorantes pedagogos− se hacen llamar nacionalistas. Y, sin ir más lejos, son seres brutales que están dispuestos a cazar a quienes intenten trasponer ésas estúpidas fronteras imaginarias.