Formolizar el encierro,

mantenerse en pie

con la carne firme

y los deseos cuajados

 

Embalsamar tu persona

mostrarle al mundo

la perfección de estar muerto

.

La habilidad de contarlo todo

la garganta abierta (incisión narrativa)

guillotina de lo que se fue

para así dar paso a la voz verdadera

(Tell me something beautiful)

 

 

El sol compone nocturnos festines

La luna está pidiendo que amanezca

todo está del otro lado del disco

la cara B de todos los días

que buscan nombre entre las vocales

Yo mismo canto que mis días no son días

vivo inmerso en una noche que pocos calculan

¿De aquí hasta dónde va a amanecer de nuevo?

.
simulo la ridiculez del convencimiento

sé lo que quiero

y conozco el ciclo de la historia

ahora

(palabra sin sentido universal)

estamos muertos

y asustados

bajo la tumba

corroídos

sí el espíritu

no existe

asigno al conductor automático

 

escarbo un agujero

en mi patio trasero de la intrascendencia

Todas mis ideas son de alguien que no lleva estas venas

Ni estos hombros

Ni este peso

sobre tu

(nuestro) polvo

siempre fuimos carne y costillas y olvidos y destierros

.
Ya afuera de la fantasía

de las palabras

creadoras de memoria

apenas una torpe comunicación de 24 letras (ni una más)

(¿Desde hace cuántos siglos?)

.
La excelencia de la fealdad por si misma

me arrastra hasta mi cueva

 

Estoy tratando de pasar el día sin olvidar que los días no se pasan ni se tragan, mucho menos se disuelven. Estoy buscando la efervescencia del tiempo, la digestión de tus días atorados en mi intestino grueso, todo el desperdicio de ser un placebo con la potencia de un niño frente al precipicio. Sólo a la hora pactada te espero (ni antes ni mañana) (ni hoy ni en silencio o en gritos.) Go away before we die. 

Vale la pena observar como todo es agua en este entorno

.
Y yo sin querer  lo nuestro

Con el instinto dormido

Me como lo que no

Lo que si

Soy un árbol enraizado

Pero mis aves vuelan

Traen noticias de viejos reinos

Anidan

Y vuelven a salir

 

Las horas tan lentas mi pequeño sur

Y yo que caigo sin sospechar de mis alas

 

We are the peeping tom distance, the wall you’ll have to climb between our flashing views. In the space of our blinking, that’s where we start. We are the peeping tom wall, the bridges we burned, from here we grow…

(…The desire for the great jump)

 


Alejandro Toledo Rojas (Música del Fauno) Escritor, melómano y estudiante de letras inglesas en la UNAM.