[Sin título]

Despacio aparece un cuerpo detrás de una blusa, fuera de unos zapatos, de pie, muestra sus manos ásperas y limpias. Y el viento ágil corre entre sus pechos tibios, husmea y toca todo a su paso, se sacia de él, deja un ligero olor a sur en sus cabellos alborotados. ¿Qué somos sin este cuerpo? Con él deseamos, anhelamos y despreciamos, miramos al otro, lo sentimos, vemos belleza y amor, vemos odio también y olvidamos por un instante la deformidad que encierra, capaz de mostrarse tal cual es ante nosotros: inmenso, sucio, desproporcionado, pero tentador: incita, busca, besa, nada entre aguas desconocidas y espera su turno, como si el instante fuera inolvidable, como si el momento perdurara.

Llegado el momento este cuerpo besa un cuello palpitante y toca unas manos saladas, sus piernas se entrelazan con fuerza, para no abandonar, para no soltar, para continuar y renacer en otro espacio con los ojos cerrados, recibiendo saliva en todo el cuerpo. Este cuerpo se mueve con prisa entre gemidos, con ansia, desesperado, excitado. No encuentra lugar en la habitación iluminada por el sol que le calienta los pies, que llena sus ojos y confunde su placer. Reinicia su búsqueda, ahora hay paz a través de la ventana, huele a sol, huele a agua tibia, huele a mar; prueba el mar y el agua dulce en un sorbo lento, y vuelve a sorber, a saborear sudor, a comer amor.

Queda blando, tiembla, rehúye, es vulnerable, frágil, risible, lento. Luego el cuerpo desaparece y no queda nada que mirar para ojos ajenos. Adentro y afuera, con olor penetrante, con un espíritu de colores, sin ropa pero con un sombrero elegante. A la luz del sol, a través de una ventana o de una rendija sin cuerpo. Por debajo de las sábanas, estático, sin prisa o sin poder moverse. Sufre y al mismo tiempo es indiferente, disfruta sólo en la superficie, se resigna. Este cuerpo, se deja tragar por unos labios hambrientos, se deja tocar por el aire y disfruta sentir el sol que toma posesión de su piel. Como un cuerpo que siente, empapa, traga y ama a otro cuerpo.

Martha González Díaz

1 2 3 4

Entradas Relacionados