Después de meses La Rabia lanza una nueva entrada temática, sortear dificultades y bancarrotas es algo que manejamos bien. Entre tantas imágenes y letras que ruedan por la autopista virtual aún vemos el Internet como una herramienta, útil pero desechable. Más aún, algo para hablar de gemidos,  pieles y placeres.

Por primera vez La Rabia presenta un texto dramático: un diálogo entre “una puta y un cursi”, acompañado de un texto que divaga entre un autor y una poeta. Para aderezar el clímax un texto casi coital. 

El amor en todas sus partituras es algo que merece la pena despellejar. Tres autores y  tres ilustradores aportan su trabajo para una rabia sexual, fálica o váginal, una cólera que vive el placer como última resignación, donde siempre queda una cama vacía, un condón usado, una charla telefónica donde llorar, una ventana para recordar por qué después del placer nada importa.

Daniel Malpica

Ilustración de Daniel Malpica