Coyotl

 

Entre los aullidos mi voz se esconde 

teme ser un río caudaloso.

Danzan sombras sigilosas.

Las voces son cantos delirantes.

Un árbol vetusto mira.


 

Los dioses se ahogan

 

 

Mi boca desborda agua de lluvia

roza mis yemas.

Los dioses se ahogan.

 

La luz se aleja

grietas en su rostro

un atisbo al fuego.

 

Lágrimas su canto.

Piedra que florece.

 

La luz huye.

La llama persiste.

 

El mar susurra cantos en la arena.

 

Los dioses ahogan.

 

La luz se ha ido.

Sus ojos de montaña

son aves de viento.

De las piedras nacen serpientes.

 

Casa vieja

 

 

Cuántas vidas ha tocado.

 

Mis manos de hoja

desprenden aroma

condenado a memoria.

 

Cuántas vidas ha tocado.

 

Mis dedos danza de sombras.

Mis huellas no son las mismas.

 

Cuántas vidas ha tocado.

 

 

I

Una serpiente ojos

de cuervo abraza.

Paciente espera la noche.

 

 

II

Comes nubes.

Bebo ríos.

Palpas el cielo.

Te comes al tiempo.

El tiempo me come.

Oscuro mar.

Araña que teje.

Parvada de cuervos.

 

 

El cuervo y el cerezo

 

 

Negra piel

acaricia las flores.

No regresan.

En el río danza

su sombra.

 

 

Urbe distante

 

 

 

Habla la noche.

Lluvia incesante.

Todos callan.

En el parpadeo las aves

duermen.

Habla la noche.

Bestia distante.

 

 


Claudia Saraí Fernández López (Toluca, México.) Poeta independiente. Es maestra en Humanidades por la Universidad Autónoma del Estado de México. Ha participado en congresos nacionales e internacionales sobre Lengua y Literatura. Ha colaborado en revistas de creación y crítica literaria. Forma parte de Colectivo Cuervo Rojo, grupo dedicado al fomento a la lectura, difusión de la poesía, intervención del espacio público y otras formas de exploración poética. Parte de su labor se enfoca actividades artísticas y culturales como lecturas de poesía en voz alta y micrófono abierto. Uno de sus objetivos es la vinculación de culturas a través de la creación artística.