Para ti, por ti y desde ti

 

A esta tierra que soy

llegó

ingenuo peregrino portador de mares

 

fue desde la boca que encendió la fragua

y la tierra cimbró

 

fue desde el abrazo que plantó bandera

y la tierra, en huida, abrió paso al huracán

 

desde la angustia, el viajero

convocó azores

que clavaron sobre el cuello demencia bárbara

 

fue la tierra entonces fuego

fundiciones

relámpagos

fue febril marejada sobre desiertos

 

y el expedicionario continuó:

sobre montañas hundió su lanza

impulsó sus pieles en la llanura

entonó cánticos de amor a donde no alcanza el eco

anidó en el ojo del vendaval

comió de ella

 

fue entonces que la nuca reveló el secreto

donde la poesía, ineludible

fue la puerta del umbral.

 

En esta tierra que soy se aloja un peregrino

el huracán no cesa

ya soy toda manantiales.

 


Cristina Arreola Márquez (Colima, 1988). Maestra en Estudios de Literatura Mexicana (UdeG). Se ha desempeñado en el periodismo, edición y corrección de estilo, así como en la promoción cultural. Ponente en diversos encuentros de literatura. Su obra aparece en antologías y en más de una docena de revistas y suplementos culturales. Editora de la revista Monolito. Autora de Nínive (2010) y Navajas de sal (2017).