mirar la bruma any sunday pero with you dejando que las horas nos completen como a un libro/ para colorearnos los espacios/en lo alto/ desde la cornisa ¡por favor! ¡desde la cornisa! quiero sentirla desde arriba mientras saludamos al sol en posición de perro herido/ niño con hambre/ jungla con monzón/ esa azotea pelona de este edificio de nombre Ramón pero que tiene más cara de Josefa/ eso mismo pasa con nosotros que tampoco pertenecemos a los nombres/ no importa/ puesto que mientras any sunday pero with you dejemos que las horas nos contemplen con música que transfigure en charros y mixtecas habilitados en silbar/ en cualquier mundo donde el ojo de cal/ mire otra vez.

CAUSALIDADES

 

Esa falda guinda con flores de azar

que llevaste puesta entre el tumulto

me causa pánico;

no creo en las casualidades,

sin embargo,

a veces pienso,

que la desgracia

encuentra en ti un medio

de hacerse visible entre los hombres,

por eso:

1987 fue un año difícil para las aves,

1987 fue un año difícil para mi,

cuando el último gorrión de costa oscura

fue encontrado muerto

a unas cuadras cerca de ti,

con el corazón metido en la garganta,

permaneciendo extinto desde entonces,

y tú, con esa falda

que no temes repetir,

incluso para traer vida al mundo,

sabiendo que nacer provoca

implicaciones complejas:

la aceptación tácita del universo,

la negación del misterio

la cosificación de los anhelos

la renuncia ante la nada.

 

Qué pensaré yo de mi,

 

camino del trabajo,

esquivando niños por la acera,

evadiendo los tamales de la esquina,

queriendo arrepentirme de salir de casa

y no poder hacerlo,

porque la renta es cara,

porque independizarse cuesta

porque no hacer nada

es mi vicio más grande y más obscuro

y no tengo confianza en mí,

porque siempre es un reto

llegar al fin de semana

y querer no pensar en la bebida

sobre todo, en los tragos

que llevan sombrillas

sobre sus perfumados hielos,

e indudablemente terminar bebiendo

en cualquier lado,

en cualquier casa,

en cualquier calle,

donde sea;

luego, de repente,

será lunes de nuevo,

de camino al trabajo,

pensando en la cruda,

las agruras,

las ojeras

y el misterio de no saber

en dónde termina tu ADN

de tanto cabello que tiras como un gato.

 


Janette Jazmín Jacobo Pérez (1987.) Queretana, egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Querétaro. Trabaja en el Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Querétaro. Actualmente forma parte del Colectivo Lengua Suelta. Ha publicado en el suplemento cultural Panóptico, en la revista El Humo, en Aeroletras y en la cartonera Prosvet. Su poesía fue publicada en el libro ‘Venimos de  Gente Mala’.