article placeholder

Rumiar o la poesía de Dolores Castro

Yo percibí tu voz Pero tu boca nunca dejará Salir la voz que no oiré jamás X. VillaurrutiaHablar de Dolores Castro es, en cierta forma, hablar de la historia de la literatura mexicana. Se puede hablar ...
article placeholder

El poeta de los profetas, Edmond Jabès.

A Diana y su atención a las palabras  Cuando emerge una voz –aunque entrecortada– con sabiduría, sabemos que la voz de un poeta se aproxima. El acento del poeta se descubre seguro cuando no tiene la certez...
article placeholder

Bodas e infancia, Jorge Esquinca

Como regalo de reyes a A. G., aun sobre su desencanto “No hay nupcias que no se cumplan” A.B.En Tierra de poetas, Jorge Esquinca comenta que los poemas en prosa de Francisco Hernández le permitieron div...
article placeholder

Peripsique

¿Cómo se puede escribir sobre lo que se desconoce? Reza una duda pertinente cuando alguien quiere escribir y está por ahí alguien que nunca ha podido escribir. En el fondo todos, lo que escribimos y lo que no, ...
article placeholder

El misterio de la rosa, Eco.

unoHace algunos años en Italia, el semiólogo, medievalista y director de la revista VS Quaderni di studi de Semiotici, Umberto Eco, intentó conciliar a ambos contendientes con su novela El péndulo de Foucau...
article placeholder

Cuaderno de memoria, Luis Bugarini

Aunque parezca sencillo involucrar a la literatura para hacer literatura es muy complicado. La aspiración de ser escritor sería un lugar común explotado con mayor o menor éxito en algunas obras. El áspero Nabok...

Parábolas no sin cizaña, Federico Vite

Si el centro es un corazón en tinieblas, se procurará escapar de él como se huye de una catástrofe. Schopenhauer Una cabeza yace. Una lámina vuela. Xavier camina hacia la cancha de básquet. En la cárcel tod...